Blockchain, una opción para votaciones seguras y transparentes

La tecnología espera reemplazar los sistemas de sufragio actuales, llenos de imperfecciones. El sistema de votación en papel ha existido por generaciones. Sin embargo, los países de todo el mundo han estado tratando de sustituir tal proceso con el voto electrónico.

Hay dos maneras de llevar a cabo este método de sufragio: la primera, utilizando una máquina en un centro de votación, en lugar de una papeleta y un lápiz; y la segunda, emitiendo un voto desde Internet.

Las Máquinas Electrónicas de Votación (EVM por sus siglas en inglés), utilizadas en los centros de votación, han sido citadas en el pasado por su superioridad sobre la votación arcaica que se realizaba en papel. Son accesibles para los residentes de las zonas rurales, los resultados se tabulan más rápido, disminuyen los costos y reducen los residuos que afectan al medio ambiente.

La India comenzó a usar las EVM en 1998, y sigue haciéndolo hoy en día. La Comisión Electoral de la India declaró que las máquinas de tamaño maleta eran “infalibles” y “perfectas”.

Sin embargo, el Foro Independiente para la Promoción de la Verificabilidad, Transparencia y Rendición de Cuentas en las elecciones llevadas a cabo en la India, VeTA, afirma que las EVM son propensas a la manipulación por parte de piratas y agentes externos. Afirma el foro:

“El peligro de la fijación de información privilegiada de las elecciones es reconocido en todo el mundo. De ahí que la mera fe en las empresas y una serie de actores privados que manejan las EVM no puede ser la base de los resultados de las elecciones “.

Un equipo independiente de investigadores examinó una EVM usada en la India, y encontró dos formas en las que los resultados podrían haber sido amañados. Un componente de visualización podría ser reemplazado por un sustituto falso, programado para robar un porcentaje de los votos a favor de un candidato elegido y los votos almacenados podrían cambiarse entre la elección y la sesión de conteo público, con un dispositivo de bolsillo.Según declaraciones del foro:

“Las elecciones pueden ser confiables solo si los resultados son verificables y auditables. La mayoría de los países desarrollados han rechazado o reformado la aceptación de los registros directos de las EVM, si no son verificados”.

Estados Unidos también se ha enfrentado a problemas con las EVM. Una investigación realizada por Lawrence Norden y Christopher Famighetti reveló que en las elecciones presidenciales de este año 43 estados van a utilizar EVMs que tienen por lo menos 10 años de edad. Según el estudio, las máquinas actuales “se encuentran peligrosamente cerca del final de su vida útil y esperada en la mayoría de los sistemas”.

El estudio se realizó durante 10 meses, e incluyó entrevistas con más de 100 funcionarios electorales y especialistas en los 50 estados. Mientras que la observación incluía los retos asociados con el uso de equipo antiguo, el informe señalaba que las nuevas tecnologías son la respuesta a la “crisis inminente”.

Las EVM actuales no parecen ser la respuesta, ni tampoco el voto electrónico. Una boleta enviada a través de Internet está expuesta a una serie de amenazas a su seguridad, incluyendo los ataques cibernéticos como la modificación en tránsito, denegación de servicio, suplantación, la compra de votos automatizada y los ataques virales en los ordenadores de los votantes.

Las empresas Blockchain han estado explorando este rompecabezas y algunas están ofreciendo soluciones con el uso de la tecnología. V-Initiative, una compañía con sede en Nueva York, se ha centrado en la entrega de soluciones para votos de código abierto basados en el Blockchain deBitcoin: “Nuestro objetivo es ofrecer votos digitales 100% a prueba de fraudes, 100% anónimos, para que podamos volver a imaginar el funcionamiento de la democracia en la era digital”.

Aunque el Blockchain de Bitcoin tiene una amplia gama de beneficios, un inconveniente de una herramienta electoral es que no es anónima, usa seudónimos, lo que significa que la identidad del usuario no está completamente protegida contra el público. Los seudónimos, ID de los usuarios y direcciones IP se pueden ver y posiblemente ser rastreadas por otros usuarios. Para aumentar la privacidad, V-Initiative protege el anonimato de los votantes, haciendo uso de Zero Coin, y criptografía de prueba de conocimiento cero, asociándose con el software de enmascaramiento de IP, TOR. Al respecto dice V-Initiative:

“La implementación de dicho código de fuente abierto en un esquema de votación Blockchain permitiría un sistema que pueda verificar la autenticidad de que cada voto pertenece a un votante registrado, mientras que es totalmente anónimo”.

Blockchain Technologies Corp (BTC) es otra empresa que espera reemplazar los sistemas de votación. “La tecnología de las máquinas de votación de los Estados Unidos, o la falta de ella, es una crisis que se avecina”, afirma la compañía. BTC pretende realizar “elecciones seguras, resistentes a la manipulación indebida utilizando Blockchain como una pista de auditoría de alta tecnología para garantizar que los registros de votación sean transparentes y verificables”. Dice Nick Spanos, CEO de Blockchain Technologies Corp:

“Blockchain permite tantas cosas maravillosas que anteriormente no eran posibles. Mientras que muchas personas se centran en aplicaciones financieras, estamos trayendo la seguridad y la transparencia que permitiría un proceso electoral”.

La compañía ha estado presentando su plataforma “Blockchain Apparatus” mediante la realización de encuestas después de los debates del partido republicano en torno a los Estados Unidos. La plataforma de voto crea registros de contabilidad distribuidos no financieros, y se puede personalizar para adaptarse a diferentes clientes y sus necesidades. Así lo expresa Blockchain Technologies Corp:

“El núcleo de la tecnología es el uso del consenso descentralizado para garantizar la integridad de la información (los datos), que los sistemas centralizados y humano-dependientes actuales no pueden proporcionar sin el riesgo de corrupción, malversación, o error”.

Fuente: BraveNewCoin.com